Noticias

Periimplantitis o qué sucede cuando mezclas tabaquismo e implantes dentales

Periimplantitis, el fracaso de los implantes dentales asociado al consumo de tabaco

Si sufres periimplantitis probablemente te surja la pregunta, ¿cuánto duran los implantes dentales?

¿Que es la periimplantitis? ¿Cuánto tiempo duran los implantes dentales? ¿10 años? ¿20 años? ¿Son para toda la vida? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que nos hacen los pacientes que están pensando realizar este tratamiento.

Los implantes dentales se colocan con una intención definitiva. Esto no quiere decir que “sean para toda la vida”; es probable que así sea, pero no es seguro. Cuando un paciente me hace la pregunta anterior, yo le respondo con otra pregunta: ¿cuánto tiempo durará en boca un diente que está completamente sano en una persona de 30 años? ¿Será para toda la vida? Si una persona sana cuida sus dientes de una manera adecuada, es probable que pervivan hasta el resto de sus días… pero ni es seguro, ni nadie lo puede garantizar. Del mismo modo, los implantes dentales se colocan con una “intención” definitiva, pero nadie nos puede garantizar el tiempo que nos van a durar. Dependerá de múltiples factores, al igual que la pervivencia de dientes sanos, es multifactorial.

Las dos causas principales por las que se pierden dientes son: la caries y la enfermedad periodontal (popularmente conocida con el feo nombre de “piorrea”).

Es evidente que los implantes dentales nunca tendrán caries, pero sí que pueden tener el equivalente a una “piorrea”. En este sentido, los dientes pueden tener gingivitis y periodontitis. En paralelo, los implantes dentales pueden sufrir “mucositis” y  “periimplantitis“.

¿Qué es la mucositis? Es la inflamación de la mucosa de alrededor del implante dental. Con el tratamiento adecuado es un proceso reversible, pero si no se soluciona es muy probable que avance y se transforme en una periimplantitis.

¿Qué es la periimplantitis? Es la destrucción del hueso que rodea (y sujeta) a los implantes dentales. Puede ser leve, moderada o severa. La pérdida de hueso suele ser irreversible en la mayoría de los casos. Si no se diagnostica y trata a tiempo, los implantes dentales pueden llegar a perderse.

La higiene defectuosa y el tabaco son dos de los factores de riesgo más importantes para la prevención de problemas en nuestros implantes dentales.

¿Cuáles son algunos de los perjuicios que ocasiona el tabaco en relación con nuestros implantes dentales?

  • Mayor riesgo de mucositis y periimplantitis.
  • Retardo de la cicatrización, debido a hipoxia tisular que provoca (vasoconstricción).
  • Peor respuesta a la oseointegración.
  • Alteración de los tejidos blandos.
  • Reducción de la quimiotaxia y fagocitosis.
  • Afectación de la composición de la película dental (aumento de B. Forsythus).
  • Actuación también sobre las glándulas salivales, favoreciendo la mineralización de la placa bacteriana y, por tanto, la formación de tártaro en el diente, por lo que los pacientes fumadores presentan mayores índices de placa y sarro.
  • Menor sangrado y eritema debido a una vasoconstricción local. Es decir, el tabaco “camufla” al sangrado, camufla el problema existente. La mucosa periimplantaria que está sufriendo una mucositis o periimplantitis podría no sangrar en los fumadores, de manera que “no avisa” de que está enferma. Esto podría retrasar el diagnóstico y tratamiento del proceso, con el consiguiente perjuicio de una pérdida de hueso de soporte avanzada e irreversible.

Se calcula que el tabaquismo provoca un incremento de problemas en el 16% de los implantes dentales. Este porcentaje puede aumentar hasta el 31% cuando se consumen más de 10 cigarrillos por día.

Según los últimos estudios, la tasa más alta fracasos en fumadores no fue resultado de un fallo en la cicatrización u oseointegración, sino que los tejidos periimplantarios (mucosa, fibras de colágeno y hueso de alrededor del implante dental) expuestos al tabaco son más susceptibles a un daño irreversible.

En resumen:

  • Hace más de 30 años, cuando empezó la era de la implantología moderna, no se colocaban implantes dentales a los pacientes fumadores. Se les exigía dejar de fumar antes de colocar los implantes.
  • Actualmente, sí que se colocan implantes dentales en pacientes fumadores, pero explicándoles que:
    • Lo ideal sería dejar de fumar.
    • Si no es posible dejar de fumar, es muy necesario bajar a menos de 10 cig/día.
    • Aún así, la tasa de éxito de los implantes dentales a corto plazo será algo peor que en los no fumadores.
    • La tasa de fracaso de implantes dentales a medio y largo plazo, será considerablemente mayor en fumadores que en no fumadores.

En Clínica Rodríguez Recio somos especialistas en el mantenimiento de los implantes dentales, tanto los propios, como los colocados en otras clínicas.  Del mismo modo, estamos especializados en el tratamiento de la periimplantitis y de todo tipo de problemas derivados de los implantes dentales.

Estamos abiertos a tratar y mantener en estado de salud los implantes dentales de todos los pacientes. Si has colocado tus implantes dentales en otro centro y deseas confiarnos a nosotros la curación y el mantenimiento de tus implantes dentales y de tus prótesis implanto-soportadas, eres bienvenido.

Si tienes cualquier problema con tus implantes dentales, en Clínica Rodríguez Recio te lo solucionamos. Nos hemos ganado la confianza y la consideración de miles de pacientes porque realmente les ayudamos a solucionar sus problemas, con profesionalidad y trato muy humano y cercano. Estamos muy orgullosos de ello. Nuestros pacientes aprecian la diferencia y nos lo agradecen cada día.

adminPeriimplantitis o qué sucede cuando mezclas tabaquismo e implantes dentales

Related Posts