Noticias

Hipersudoración axilar y toxina botulínica

¿Quieres evitar la sudoración excesiva en tus axilas y no sabes qué hacer?

La hipersudoración​ es un problema que muchas personas sufren y no es otra cosa que un exceso de sudoración a nivel de sus axilas (hiperhidrosis axilar), que puede ocasionar alteraciones estéticas (marca de humedad en las prendas de vestir), incomodidad física, disminución de la autoconfianza en determinadas situaciones sociales o personales, etc.

La hiperhidrosis axilar, como cualquier otro tipo de hipersudoración (palmas de las manos, plantas de los pies), tiende a aparecer por primera vez durante el período de la pubertad y la adolescencia temprana. En ocasiones origina un considerable deterioro social, psicológico, emocional y físico del afectado debido a su visibilidad y la imposibilidad de ocultarlo. Curiosamente, muchos pacientes nunca han realizado una consulta médica por este motivo. Piensan que son “de transpirar mucho”, desconociendo que en realidad sufren un proceso que puede tratarse de manera sencilla, indolora y eficaz. No dejes de consultarnos si sufres este problema, podemos orientarte con tu tratamiento.

Las causas de la hipersudoración pueden ser primarias, es decir, familiares, de nacimiento, etc. o secundarias, es decir, embarazo, menopausia, ansiedad, abuso de sustancias y alcohol, enfermedad cardíaca, diabetes, insuficiencia respiratoria, obesidad, gota, hipertiroidismo, ciertas medicaciones, lesión en los nervios periféricos, enfermedad de Parkinson, etc. En todo caso, y como resumen, siempre existe un importante componente genético.

Los síntomas de la hipersudoración podrían mejorar por medio de cambios en el estilo de vida como son evitar las comidas especiadas, el alcohol y el café, no exponerse al sol, vestir ropas con fibras naturales (algodón, etc.) claras o muy oscuras (para ocultar los signos de sudoración). Además, los protectores desechables para axilas (disposable underarm shields) constituyen también una opción; absorberán adicionalmente el sudor y protegerán la ropa.

Pero si realmente quieres un tratamiento eficaz contra la hipersudoración te recomendamos​ la Toxina Botulínica. No duele y es muy eficaz. Su efecto no es permanente y hay que repetir las dosis con una periodicidad que varía entre los seis y los doce meses según cada paciente.

En Clínica Rodríguez Recio  somos especialistas en el tratamiento de la hipersudoración. Los resultados son espectaculares y nuestros pacientes están tan contentos que no paran de recomendarnos.

Cada día más pacientes están aprendiendo que su problema se puede tratar de una manera sencilla y eficaz en Clínica Rodríguez Recio. Si sufres de hipersudoración, solicita tu cita , podemos ayudarte.

adminHipersudoración axilar y toxina botulínica